La violación ordenada en castigo a otra violación decidida por dos familias en Pakistán

Fuente: BBC Servicio Español

En 2002, un jirga ordenó la violación en grupo de una joven de 28 años, Mukhtar Mai, cuyo hermano de 12 años fue acusado de tener una aventura amorosa con una mujer mayor.

 

En represalia por una violación, otra violación. Así lo decidieron dos familias de Pakistán en un caso que dejó una veintena de personas bajo arresto.

Las familias de las dos niñas están relacionadas, dijo la policía, y ambas se juntaron para determinar qué debía hacerse. Decidieron que para castigar la violación de una de ellas, se debía sancionar con el mismo delito a la hermana del supuesto violador.

“Un jirga, (consejo del pueblo) ordenó la violación de una adolescente de 16 años como castigo después de que su hermano había violado a una niña de 13 años”, le dijo a la agencia AFP el oficial de la policía Allah Baksh.

Un hombre se presentó ante el consejo del pueblo para reportar que su hermana de 12 años había sido violada por su primo. El consejo entonces ordenó al querellante que, para vengar el delito, violara a la hermana del acusado.

Habitación en Muzaffarabad donde se dijo que una adolescente fue violadaAFP/GETTY IMAGES
La segunda joven fue violada frente al consejo y sus padres.

Según la agencia de noticias Reuters, el consejo dictaminó que la hermana del joven fuera entregada al hermano de la víctima para que la violara. Así lo hizo. Y el “castigo” fue llevado a cabo el 17 de julio.

El diario Dawn, de Pakistán, informó que se forzó a la adolescente a que apareciera ante el grupo y fue violada frente a ellos y sus padres.

Las madres de las dos niñas posteriormente presentaron denuncias en la estación de policía local. Y los médicos confirmaron que en ambos casos se habían cometido violaciones.

Activistas de derechos de mujeresGETTY IMAGES
Las víctimas de asaltos sexuales en Pakistán se enfrentan un estigma.

Otro oficial de policía, Ahsan Younas, le dijo a BBC que la primera joven que fue violada tenía entre 12 y 14 años. Y la víctima de la segunda violación tenía entre 16 y 17. Indicó que la policía había registrado una denuncia contra 25 personas y que el supuesto acusado de violar a la joven de 13 años había huido.

No sabe si el castigo de violación realmente fue ordenado por un jirga. Fuentes de la BBC aseguran que éste fue ordenado por miembros de las dos familias. Los jirgas, que son consejos formados por ancianos locales, a menudo resuelven las disputas en las áreas rurales de Pakistán.

Sin embargo, éstos son ilegales y han sido criticados por una serie de dictámenes controvertidos, incluido haber ordenado los llamados “asesinatos de honor” y otros incidentes pasados de “violaciones de venganza”.

En 2002, un jirga ordenó la violación en grupo de una joven de 28 años, Mukhtar Mai, cuyo hermano de 12 años fue acusado de tener una aventura amorosa con una mujer mayor.

Mukhtar Mai pictured in 2011EPA
En 2002, un jirga ordenó la violación en grupo de una joven de 28 años, Mukhtar Mai, cuyo hermano de 12 años fue acusado de tener una aventura amorosa con una mujer mayor.

Mai llevó a sus violadores a juicio, lo cual fue un acto de valentía extraordinaria en un país como Pakistán donde las víctimas de asaltos sexuales siguen enfrentando un estigma considerable. Cuando las condenas de los acusados fueron anuladas por la Corte Suprema de Pakistán, recibió varias ofertas para salir del país.

Sin embargo, decidió permanecer en su pueblo y establecer un colegio de niñas y un refugio para mujeres a pocos metros del lugar donde fue violada.

Mai es ahora una importante activista de derechos de las mujeres y su historia inspiró una ópera, “Thumbprint” (Huella del Pulgar), que fue inaugurada en Nueva York en 2014.

También te podría gustar...

Deja un comentario

error: Content is protected !!